DESINFECTA TU HÁBITAT, NATURALMENTE

cissac
31 Ene. 2019

Todos amamos la naturaleza, pero se deben marcar algunas fronteras en esa convivencia. Es importante saber cómo enfrentar las plagas, especialmente si hay niños, ya que a nadie le agrada estar esparciendo veneno o insecticidas en casa.

Por ejemplo, un potente repelente de insectos (especialmente para aquellos que invaden nuestras plantas), es el ajo. Basta con licuar una cabeza de ajo completa, más algunos clavos de olor y 2 vasos de agua (medio litro aprox.). Deja reposando la mezcla un día y luego, 3 litros de agua para poder vaporizarlo en nuestras plantas.

Algo con lo que también puedes tratar a tus plantas, es el tomate; sus hojas son ricas en alcaloides, un excelente repelente para pulgones, gusanos y orugas. Licúa 2 tazas con hojas de tomate y 2 de agua.  Lo dejas reposar al menos una noche y luego se diluye la mezcla con otros 2 vasos de agua. Atención: Es importante mantenerlo muy lejos de animales domésticos porque, puede ser tóxico para ellos.

La lavanda por su parte, además de poseer uno de los olores naturales más ricos, es la enemiga íntima de las hormigas. Se debe hacer un infusión con 300 gramos de hojas de lavanda fresca con 1 litro de agua. Deja enfriar y pulveriza sobre las plantas o superficies atacadas.

Como ves, son cosas sencillas y de tu entorno con las que puedes combatir a las plagas en casa, y sin dañar al medio ambiente. Hazlo, valdrá la pena.

Post Anterior

EL AÑO DEL SALTO

Post Siguiente

DESASTRÉZATE